Olivando: el bar del olivo, los vinos y los platos para compartir

Olivando viene del verbo olivar, que hace referencia al trabajo de poda similar al de un olivo, a este trabajo de campo que con tiempo, paciencia y muchas fatigas trae tan buenos productos como la aceitunas y el aceite. Y olivar habla también del campo de olivos, del árbol en sí, del olea europea, olivera o aceituno, que juntos o solitarios invitan al descanso y al reposo.

Un árbol similar, más pequeño y de decoración, es el protagonista del local de la calle Amadeo Arias 24-26, y a su alrededor se distribuye el resto: la cocina, con buenas materias primas y cuidada elaboración; y un espacio, donde la barra, las mesas y sillas, constituyen el lugar de sosiego.

Acogedor y con una decoración de aire vintage y mobiliario muy personalizado (incluso gran parte de él hecho a mano), Olivando se abre un hueco en la oferta culinaria del barrio de Parquesol, donde imprime una apuesta diferente en comida y bebida.

La intención es un local informal y en su carta se pueden encontrar desde ensaladas, tostas, platos para compartir y postres. Sin olvidar algunas propuestas fuera de carta que van con los productos de temporada. Algunos platos imprescindibles son: Pollo que quería ser cazón, (con pequeños trozos de pollo adobado acompañados de salsa de nuez y mostaza y presentados en un cucurucho de papel); Langostino Panko XXL, (grandes langostinos con rebozado japonés y salsa de soja); Tataki de atún rojo; Carpaccio de atún rojo; o El huevo & la trufa (un tarro, huevo, patata y trufa). Entre los postres, que aquí llaman ‘A nadie le amarga un dulce’: La torrija que se me olvidó freír.

Acompañan a los platos un amplia selección de vinos, tanto nacionales como internacionales, entre los que se pueden encontrar no sólo las denominaciones de origen de Castilla y León, sino también de otras regiones de España menos afamadas y con caldos de buena calidad, o de más allá de nuestras fronteras: Chile, Argentina, Italia, Francia y hasta California. Para elegir, mejor dejarse aconsejar. Y para disfrutar de todo ello, en ningún sitio mejor que cerca de un olivo.

*Fotos local: ©Alevelaphoto. Fotos platos: ©Marta Gil.

Olivando Bar

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

[accordion title=”Precios” close=”0″]Pollo que quería ser cazón, 6.50€.
Langostino Panko XXL, 8.00€.
Tataki de atún rojo, 10.50€.
Carpaccio de atún rojo, 10€.
El huevo & la trufa, 2.50€.
La torrija que se me olvidó freír, 3.00€.[/accordion]

[accordion title=”Dirección y horario” close=”0″]Calle Amadeo Arias 24-26. Telf.: 983 007 520.
Lunes a Domingo de 12 a 16 y de 20.00 a 23.00 horas.
Facebook Olivando Bar [/accordion]

Una respuesta a “Olivando: el bar del olivo, los vinos y los platos para compartir”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *